El Exilio de Rey Juan Carlos

A través de una carta dirigida a su hijo el Rey Felipe VI, el Rey Emérito Juan Carlos, de 82 años, anunció que abandonaría el país, con destino desconocido, luego de que hace semanas atrás se le vinculara a una investigación sobre corrupción.

En junio, el Tribunal Supremo de España abrió una investigación sobre su presunta participación en que le fueran abdicados a empresas españolas un acuerdo de 6.700 millones de euros (6.000 millones de libras esterlinas) para construir un enlace ferroviario La Meca-Medina.

El Rey Juan Carlos ascendió al poder el 22 de noviembre de 1975, dos días después de la muerte del Dictador Francisco Franco, y fue muy admirado por haber guiado a España en su camino hacia la democracia.

Sin embargo, al final de su reinado de 39 años, comenzaron los problemas e investigaciones sobre corrupción, lo que lo llevó abdicar el 18 de junio del 2014, luego

de una investigación por corrupción que involucró al esposo de su hija y un controvertido viaje de caza de elefantes que realizó el monarca durante la crisis financiera de España.

¿Qué decía la carta?

En un comunicado emitido por la Casa Real, el Rey Felipe VI recalcó ”la a importancia histórica que representa el reinado” de su padre “como legado y obra política e institucional de servicio a España y a la democracia”.

Así mismo, publicó la carta que su padre le dirigió  indicando su intención de instalarse fuera de España “ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada”, y y con la esperanza de que su hijo pueda cumplir con sus funciones de rey  con «tranquilidad».

Indicó en su misiva “Guiado por la convicción de servir mejor al pueblo de España, a sus instituciones ya usted como rey, le informo de mi decisión en este momento de dejar España.  «Una decisión que tomo con profunda emoción pero con gran serenidad», decía la carta.

El comunicado desde el palacio de la Zarzuela decía que el rey Felipe VI había transmitido «su más sentido respeto y agradecimiento» a su padre por esta decisión.

En marzo, el rey Felipe VI renunció a la herencia de su padre. El palacio real también dijo en ese momento que Juan Carlos dejaría de recibir una subvención anual de 194.000 euros (228.000 dólares; 174.520 libras esterlinas).

El gobierno español ha dicho que «la justicia es igual para todos» y que «no interferirá» en la investigación.

Es una salida humillante para un rey que una vez pareció pasar a la historia como el líder que guió hábilmente a España de la dictadura a la democracia después de la muerte del general Franco en 1975, dijo el corresponsal de BBC Europa Nick Beake.

Esta es una noticia que ha afectado a todo el país, a miembros del gobierno, a las amas de casa, a los profesionales, cerrajeros, funcionarios, y es que muchos tienen opiniones encontradas al respecto.

Por un lado expresan su respeto por el paso que ha  dado, y por otro muchos han tachado de indigna su huída,  sin embargo, el Rey Juan Carlos, ha dejado bien claro que se presentará en caso de que sea necesario y colaborará con las investigaciones.

error: Content is protected !!