Fuegos artificiales protagonistas de incendios, a pesar de las restricciones

Una manera atípica de festejar la época navideña, como consecuencia de la pandemia, muchas restricciones que lograron impedir grandes reuniones familiares, las anheladas visitas de parientes que residen lejos, comelonas con platillos tradicionales.

En fin… un año muy extraño, culmina de la misma manera, todo completamente diferente a lo que se acostumbra en cada Navidad, en cada Año Nuevo y el Día de Reyes. Sin embargo, los efectos de los fuegos artificiales no faltaron.

Las restricciones que se cumplieron en España

Al igual que en muchas partes del mundo, en España fueron indicadas y acatadas una serie de restricciones, con la finalidad de disminuir el efecto de propagación del covid-19 y sus nuevas variantes.

Una de las restricciones fue el cierre perimetral, encabezado por la presidenta Isabel Díaz Ayuso, que inició el 23 de diciembre y culminó el 6 de enero, esto implicaba que no sería posible los traslados entre regiones, y como siempre estarían permitidos los servicios indispensables, como envíos de comida, salidas por razones de salud, servicios indispensables como el cerrajero Gracia o el fontanero.

Otra medida que se destacó, fue que las reuniones familiares no debían exceder las 6 personas, de preferencia de un máximo de 2 hogares diferentes, y siempre respetando el toque de queda entre las 0.00 a 6.00 horas, excepto las noches del 24 al 25, y del 31 de diciembre al 1 de enero.

Despedida del 2020 con fuegos artificiales y calles vacías

En toda la extensión del mundo, siempre se han disfrutado de eventos con fuegos artificiales de gran magnitud, reuniones multitudinarias en plazas, sin embargo esta época navideña fue diferente, la mayoría de los actos no fueron cancelados, pero se prohibió que el público se reuniera en las calles para deleitarse con ellas.

Y así fue como se apreció un Times Square con el personal indispensable, Opera House en Sídney desierta, y en el caso de España, la Plaza de la Puerta del Sol de Madrid, por primera vez en muchos siglos, se ha quedado sin llenar, algo que no se vio, ni siquiera durante la Guerra Civil.

También se puede resaltar que los tradicionales espectáculos de los fuegos artificiales desde la Torre Eiffel fueron anulados.

Algunos eventos que culminaron en incendios

Siempre surgen espectáculos de pirotecnia entre la población, para dar un poco de alegría a las calles, pero si esto no se lleva a cabo con los cuidados necesarios, puede terminar en un evento nada agradable y muy peligroso, como ocurrió en la Nochevieja.

Alrededor de las 23.00 horas de la Calle Portugal, un vecino activó una batería de fuegos artificiales frente a su residencia, sin embargo, esto provocó un incendio en un campo contiguo, a tal punto que fue necesaria la presencia de los bomberos de San Vicente.

Las dimensiones del fuego fueron considerables, porque fue requerido un camión cisterna y 50 minutos después lograron sofocar las llamas. Vale destacar que el responsable fue identificado y está a la espera de posibles sanciones administrativas.

Otro incendio, pero de menor magnitud, ocurrió en Barcelona el 1 de enero, los fuegos artificiales en honor al nuevo año incendiaron unos arbustos, que posteriormente provocó un leve incendio en la montaña de Montjuïc, con la suerte de que los bomberos lograron controlar el incendio en poco tiempo.

error: Content is protected !!