Un héroe cerrajero salva a mujer

En el otoño del año pasado, una noticia recorrió las emisoras de radio y los periódicos, y por supuesto el internet en donde hablaban de un nuevo héroe, nada más y nada menos que un cerrajero que había salvado a una mujer que estaba siendo secuestrada.

De hecho, la noticia llegó a formar parte del segmento de CNN sobre Héroes. 

Una mujer detenida en su casa de Midway, Utah, fue rescatada el viernes después de que escribió «911» en su mano para indicar que necesitaba ayuda.

El hecho ocurrió en Utah, en la ciudad de Midway, en el condado de Wasatch a unas 45 millas de Salt Lake City.

Un cerrajero había sido contratado para cambiar la cerradura de la puerta principal de la casa, y se presentó para realizar su trabajo.

El informe policial dice que el cerrajero dijo a las autoridades que cuando terminó el trabajo y le dio a la mujer su factura, si notó que había un hombre con ella, que permanecía muy cerca de ella, y que sólo le permitió tener su teléfono con su permiso.

Al cerrajero, este comportamiento le pareció sospechoso, y luego lo confirmó cuando ella disimuladamente le mostró su mano en donde tenía escrito “911”, lo cual hizo dos veces.  Debido a la máscara que usaba no podía decirle nada, sin embargo la miró para indicarle que había entendido.

El cerrajero, de nombre Greg, decidió al salir llamar a un amigo del FBI y contarle la situación y pedir su consejo, y luego llamó al 911.

El secuestro

La mujer había decidido cambiar la cerradura para enviar el ingreso de su antiguo novio, con quien había terminado y había ingresado a su casa sin permiso.  Sin embargo, llegó antes de que ella pudiese cambiar la cerradura.

Su antiguo novio estaba molesto porque ella salía con otra persona y la tenía retenida y la había agredido, no permitiéndole salir ni utilizar su teléfono para hacer llamadas.

Los agentes arrestaron al ex – novio y fue acusado de secuestro agravado en el curso de la comisión de detención ilegal, allanamiento de morada y asalto, en un principio fue detenido sin fianza, de acuerdo a la orden del Tribunal de Justicia del condado, pero luego, el Tribunal Cuarto del Distrito decidió cambiar la orden y se le fijó una fianza de cinco mil dólares americanos.

La señora fue muy inteligente para poder hacer lo que hizo, y le dio pistas al cerrajero de lo que estaba sucediendo.

Los cerrajeros, muchas veces se enfrentan a varios problemas en sus labores diarias, y no sólo técnicas. 

Hay ocasiones en que los llaman para abrir casas en las que deben sacar a los habitantes por diferentes razones.  Otras veces, los llaman para que abran una casa para sacar pertenencias que les han dejado “confiscadas”.

Este héroe, reconoce que en algunas oportunidades se había visto involucrado en algunas situaciones domésticas, muchas teniendo que ver con cambios de cerraduras por divorcios o problemas conyugales, pero en realidad nunca se había enfrentado a una situación como esta.

Lo importante es que los cerrajeros profesionales siempre están ahí para dar un excelente servicio a sus clientes cuando más lo necesitan.

error: Content is protected !!